Solicitamos su permiso para aceptar el uso de cookies. OK | Más información
  • Original
  • Titulo
  • Fecha
  • Aleatorio
Cargar mas Aprieta SHIFT para cargar todo cargar todo

Viaje a Andalucía Destacado

Valora este artículo
(2 votos)

Cuando voy a un sitio, siempre me gusta saber algo sobre el lugar: historia, fiestas populares, gastronomía, etc., además claro está, de las posibilidades de ocio, museos, actividades, rutas, alojamientos, restaurantes, etc.

De modo que, a modo de introducción, conozcamos algo sobre Andalucía:

Andalucía es una zona muy amplia y, por lo tanto, tiene una gran diversidad de paisajes, con unos pueblos y ciudades espectaculares, cargada de historia, fiestas, folklore y con una gastronomía que te dejará completamente satisfecho.

Clima

Andalucía tiene un clima mediterráneo, es decir, calor y sequía en verano, tormentas en otoño y clima suave en invierno y en primavera.

No obstante, debido a los contrastes orográficos de Andalucía, hay diferentes microclimas, dependiendo de si estás en la costa mediterránea, en la costa atlántica, en los valles o en las montañas.

Historia

La historia de Andalucía, como tal, empezó en el siglo XIII, con la conquista de los reinos de Córdoba, Sevilla y Jaén y, en el siglo XV, el de Granada.

No obstante, también hubo vida antes del siglo XIII. De hecho, ya había asentamientos en la Edad de los Metales.

Las primeras culturas desarrolladas en Andalucía (los Millares, el Argar y los Tartessos), se asentaron en las costas andaluzas en busca de minerales y dejaron la impronta de su civilización.

Durante la influencia de los pueblos griegos y fenicios se fundó Cádiz, la ciudad más antigua de Europa occidental, seguida en antigüedad por Málaga.

Andalucía quedó incorporada al Imperio romano con su conquista y romanización, creándose la provincia de la Bética. Aquí nacieron los emperadores Trajano y Adriano.

Las invasiones germánicas de vándalos y de visigodos no hicieron desaparecer el papel cultural y político de la Bética y, durante los siglos V y VI, los terratenientes beticorromanos mantuvieron su independencia respecto a Toledo.

En el 711 se produjo una importante ruptura cultural, con la conquista musulmana de la península ibérica.

El territorio andaluz fue el principal centro político de los distintos estados musulmanes de Al-Ándalus, siendo Córdoba la capital y uno de los principales centros culturales y económicos del mundo, por aquel entonces.

La Corona de Castilla fue conquistando los territorios del sur peninsular hasta que, en 1492, la conquista de la Península finalizó con la toma de Granada.

En el siglo XVI, en Andalucía se centralizó el comercio con el Nuevo Mundo, a través de la Casa de Contratación de Indias con sede en Sevilla y, después, en Cádiz.

A mediados del siglo XVI, buena parte de los habitantes de Andalucía emigraron hacia La Nueva España.

Las reformas borbónicas del siglo XVIII no remediaron que España, en general y Andalucía en particular, fueran perdiendo peso político y económico en el contexto mundial.

Esta situación mejoró durante el siglo XIX, ya que la industria andaluza tuvo un importante peso en la economía española.

La historia del siglo XX ya la conocemos…

Espacios naturales

Andalucía tiene muchos espacios naturales y ecosistemas y, muy diferentes entre sí.

La vegetación típica de Andalucía es el bosque mediterráneo, con encinas, alcornoques, pinos, pinsapos, olivos, almendros, romero, tomillo y jara.

En las zonas más húmedas, las especies más abundantes son el roble y el alcornoque, el eucalipto, el álamo y el olmo.

También tiene muchos ecosistemas costeros y playeros.

Cultura

La cultura andaluza es fruto de la impronta de diferentes pueblos y civilizaciones (íberos, fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos, andalusí y castellanos) que, con el tiempo, han ido formando una identidad cultural propia.

Vale la pena conocer su patrimonio, su folclore, sus fiestas populares y, desde luego, su gastronomía.

Folclore

Se conoce como música andaluza, no sólo a la música tradicional propia de Andalucía, sino también, a un tipo de música específico, tanto de género popular como culto.

El flamenco

Es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y Patrimonio Cultural Etnológico Inmaterial de Andalucía.

El flamenco es un género de música y danza que se originó y se desarrolló en Andalucía, allá por el siglo XVIII y, en cuyo desarrollo, han influido los andaluces de etnia gitana.

Baile por sevillanas

Las sevillanas son un género bailable original de Sevilla y se cantan y se bailan según la estructura de las seguidillas.

El baile por sevillanas está formado por cuatro coplas, con un paso común, el paso de sevillana o paseíllo.

Pero el folclore andaluz también incluye:

Los fandangos de Huelva: es un cante que ha sufrido un proceso de aflamencamiento al adaptarse a la cultura de Huelva.

Las saetas: es un canto religioso tradicional.

Las malagueñas: un palo del flamenco que es tradicional de Málaga.

Las alegrías: un palo festero del flamenco que forma parte del grupo de las cantiñas, que son los cantes de Cádiz.

Las bulerías: son el palo flamenco más típico de Jerez de la Frontera

Pero también, la soleá (cante y baile flamenco), los auroros, las coplas de Carnaval, las danzas de espadas, los trovos, la jota, etc.

Los instrumentos utilizados en el folclore andaluz son la flauta y el tamboril, la guitarra flamenca, las palmas, las castañuelas o palillos, la zambomba, las panderetas, las esquilas, el pandero cuadrado y el cajón flamenco, fundamentalmente.

En la vestimenta tradicional de Andalucía del siglo XVIII tuvo una gran influencia la corriente del majismo, gracias al prototipo del majo y la maja, junto con el bandolero andaluz y el atuendo de las mujeres gitanas.

El Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla recoge buena parte de la historia de la indumentaria andaluza.

En la artesanía andaluza tienen una gran tradición la azulejería y alicatado, el cordobán, la jarapa, la taracea, la cerámica, los encajes de Granada y de Huelva, los bordados del Andévalo, la artesanía del hierro, los trabajos en madera y la cestería de mimbre.

El arte ecuestre andaluz, institucionalizado en la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre de Jerez de la Frontera, ha adquirido un gran prestigio gracias a la belleza plástica del caballo andaluz.

Fiestas populares

Quizá las más populares, donde se mezclan arte y tradición, son las ferias andaluzas.

Entre las más famosas están la Feria de Abril de Sevilla, la Feria del Caballo de Jerez, la Feria de Agosto en Málaga, el Corpus Christi en Granada, la Feria de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba, las Fiestas Colombinas de Huelva, la Feria de la Virgen del Mar de Almería o la Feria de San Lucas de Jaén, entre otras muchas.

Las fiestas religiosas tienen una profunda tradición andaluza y un gran fervor popular.

Destacan la Semana Santa (en las distintas ciudades), la Romería de El Rocío o la Romería de Nuestra Señora de la Cabeza de Andújar.

Otras fiestas de gran tradición y muy populares son los carnavales de Cádiz, las Cruces de Mayo de Córdoba y las de Granada, el concurso de patios cordobeses, etc.



Gastronomía

La gastronomía tradicional de Andalucía es muy variada. Aunque hay diferencias entre la cocina de la zona litoral y la del interior, ambas forman parte de la dieta mediterránea, basada en el aceite de oliva, los cereales, las legumbres, la verdura, el pescado, los frutos secos y la carne, además, por supuesto, el vino.

Los productos más populares son el pescaíto frito, el marisco, el atún rojo, el langostino, la gamba blanca, los boquerones, los chanquetes malagueños, el jamón curado, los mantecados, los polvorones, los pestiños, los alfajores, las yemas, los churros, las bizcotelas merengadas y los amarguillos, el vino, vinagres y aguardientes, etc.

En Andalucía es muy típico el tapeo. Ni se te ocurra irte de Andalucía sin practicar el tapeo...!

Leyendas

Como en todas partes, Andalucía también es una tierra rica en leyendas. Algunas de ellas:

La del Soldado encantado

A finales del siglo XVIII, llegó a Granada un joven estudiante salmantino, para conocer la ciudad, acompañado de una guitarra.

Paseaba por las calles del Albaicín, en la víspera de la Noche de San Juan, cuando en una de las plazuelas del barrio percibió la figura de un soldado moro, con lanza y escudo, que lo miraba fijamente.

Al parecer, el soldado penaba, por un encantamiento, desde hacía más de 300 años. Debía custodiar el tesoro de Boabdil, pudiendo salir por las calles, una vez cada 100 años, en la Noche de San Juan.

Para deshacer el encantamiento, el joven buscó a una joven virgen y a un sacerdote en ayunas que, junto a él, deberían ir hasta el torreón de la Alhambra donde se encontraba oculto el tesoro.

Al llegar a la torre, el soldado encantado dio una orden y las piedras comenzaron a separarse dejando a la vista una estancia repleta de fabulosos tesoros y ricos manjares.

El estudiante, ayudado por la joven, comenzó a llenar sus bolsillos con monedas, sin darse cuenta de que el sacerdote olvidó su acuerdo y se comió los manjares.

Hubo un relámpago que envió a los tres a la calle.

Dicen que el joven vivió bien con el oro y se casó con la joven pero, en la víspera de la Noche de San Juan, una vez cada cien años, aún puede verse la figura de un soldado moro, deambular entre las calles y jardines, en busca de alguien que le ayude a liberarse del conjuro.

El Saetón

Dicen que el Saetón es similar a una serpiente de color verde o negro y con unos apéndices en los extremos de su cuerpo. Su mordedura es mortal y es capaz de volar y de hipnotizar a sus víctimas.



El duende del Darro

Era el verano de 1935 y los vecinos de la Carrera del Darro, en Granada, empezaron a oír, durante la noche, una serie de espeluznantes gritos.

Se decía que un duende se había instalado en aquella zona.

Algunos, decían haber visto a una persona pequeña y deforme, otros, que era un demonio, un fantasma, etc.

Un día, el párroco dijo: "He oído lamentos profundísimos que hacían estremecer de terror"

Quién sabe qué será…!

El tesoro encantado de Almería

Dice la leyenda que, si en la Noche de San Juan, te pones frente a la catedral de Almería justo en el momento en que las campanas dan las doce, de la torre saldrá la mora Galiana y un corpulento negro con los ojos ensangrentados y con un gran manojo de llaves que te dirá: “Sígueme, si te atreves”.

Te dirigirán a la torre de las Arcas y cuando abran la puerta, si te atreves a atravesarla, podrás contemplar un inmenso tesoro de monedas y de joyas.

Si eres rápido, podrás llevarte lo que quieras, pero si eres excesivamente codicioso, un personaje de pequeña estatura y con una chilaba blanca aparecerá para dejarte encerrado, junto a Galiana, hasta que otro inocente acepte la invitación y se rompa el hechizo.

 

El fantasma de Fort Bravo

En Tabernas está el parque temático del Western, donde puedes disfrutar de espectáculos.

Uno de los decorados es el de Ford Bravo, en donde dicen haber visto una sombra.

Según dicen los actores, se trata de Agustín Gómez, un actor que falleció en 2007 a causa de un infarto durante una de las representaciones.

Sus compañeros piensan que está allí para velar por ellos…

Los monos caretos

Los monos caretos son unos extraños seres de pequeño tamaño y de aspecto simiesco, que deambulan por Sierra Nevada.

Son seres que provocan desgracias a los alpinistas que se atreven a invadir sus dominios, provocando aludes y desprendimientos para acabar con el intruso.

Para planificar tu viaje a Andalucía, consulta Destino Andalucía

Suscríbete al boletín

Comentarios

Más en esta categoría: Rincones de Andalucía I »