Solicitamos su permiso para aceptar el uso de cookies. OK | Más información

De ocio por Cataluña

Valora este artículo
(1 Voto)

Gastronomía catalana

Cataluña cuenta con todos los ingredientes necesarios para realizar la mejor gastronomía: unos paisajes muy diversos, unos productos de calidad y una tradición culinaria muy variada.

La variedad y la calidad de los productos autóctonos que tiene la cocina catalana es espectacular, hay tanto de mar como de montaña.

No en vano, Cataluña tiene muchos productos que merecen el distintivo oficial europeo de Denominación de Origen Protegida o de Indicación Geográfica Protegida.

Productos de Denominación de Origen Protegida: la mantequilla y el queso de L' Alt Urgell y de La Cerdanya, la avellana de Reus, el arroz del Delta, las variedades de aceite, la pera de Lleida, la judía del Ganxet y las alubias de Santa Pau.

Productos con la distinción Indicación Geográfica Protegida: el salchichón de Vic, la patata de Prades, la ternera de los Pirineos, la clementina de las Terres de l'Ebre, el calçot de Valls, el turrón de Agramunt, el pan de payés, el pollo del Prat y la manzana de Girona.

También hay que destacar los vinos y el cava de las 12 Denominaciones de Origen catalanas: Priorat, Penedés, Cava, Empordá, Alella, Costers del Segre, etc.

Estos son algunos de los platos típicos de Cataluña: 

Pan con tomate: Consiste en una sencilla pero sabrosa rebanada de pan untada de tomate, sal y aceite. A veces, le añaden fuet.

Calçots con salsa romesco: Son unas cebolla tiernas y alargadas que se asan hasta que queda una capa negra. Se toman con salsa romesco.

Escalivada: Se elabora a base de pimientos rojos, berenjena, cebolla y, a veces, patatas cocidas a la brasa.

Butifarra con judías: Las butifarras son un tipo de salchicha, típicas de Cataluña.

Fricandó: Se elabora a base de filetes finos de carne de ternera y se acompañan de las setas típicas de cada zona.

Mar y montaña: Es uno de los guisos más populares de los pueblos costeros. Incluye una mezcla de carne (conejo o pollo) con crustáceos, sepia o calamares.

Escudella: Es un plato de cuchara. Además del caldo y de la pasta de galets, se acompaña de carne cocida y de verduras.

Caracoles: Son sencillos pero exquisitos caracoles cocidos a la brasa, en una "lata".

Crema catalana: Está hecha a base de leche, huevos y azúcar y se presenta en una cazuela de barro.

Panellets: Son dulces típicos de Todos los Santos. Los tradicionales están cubiertos por piñones tostados, pero ahora, los hay surtidos.

Pero hay más platos: alubias con bacalao, suquet de pescado, trinxat de la Cerdanya, buñuelos de l’Empordà, etc.



Fiestas populares

En cualquier rincón de Cataluña encontrarás una feria, un festival, una fiesta o una tradición popular por descubrir.

Podrás escoger y conocer fiestas durante todo el año, tanto en las grandes ciudades como en los pueblos: una jornada gastronómica, un festival infantil de marionetas, una jornada castellera, una feria, un festival, un mercadillo medieval, etc.

La lista es tan larga que sería imposible enumerar todas, sin embargo, podemos recomendarte algunas de las que nos han gustado:

Semana Medieval de Montblanc, Besalú Medieval, El baile de las brujas de Viladrau, Fiestas de Santa Tecla, Cantada de Habaneras, Feria de la Cerveza Artesana de Tárrega, L'aplec del caragol, Ball dels Cavallets, Gegants i Mulassa, Diada de Sant Jordi, etc.


Para conocer más sobre las fiestas catalanas, consulta Viaje a Cataluña.

Balnearios y spas

Si lo que necesitas (o te apetece) es relajar la mente y tonificar tus huesos, en Cataluña encontrarás muchos balnearios, hoteles con spa y centros de wellness.

Además, al tiempo que pones a tono tu cuerpo, puedes disfrutar del patrimonio cultural, del entorno natural, de las actividades de ocio, de la gastronomía y, de las fiestas y tradiciones locales.

En Cataluña encontrarás 16 balnearios que te ofrecen servicios de quiromasaje, de antiestrés, de estética corporal y facial y, programas específicos de balneoterapia.

Algunos de ellos son: el Balneario de Caldes de Boí, el Balneario Prats, el Balneario Vichy Catalán, el Balneario Broquetas y el Balneario Termes Victòria, por ejemplo.

Muchos municipios catalanes ofrecen sus aguas termales y mineromedicinales y han abiertos centros especializados: Benifallet, Caldes d'Estrac, Caldes de Malavella, Caldes de Montbui, La Garriga, Sant Climent Sescebes, Sant Hilari Sacalm y Santa Coloma de Farners, por ejemplo.


Playas catalanas

El Mediterráneo remoja la costa catalana en unos 700 km., de modo que es espacio suficiente para encontrar todo tipo de calas y de playas: las escarpadas playas y las calas escondidas de la Costa Brava, las largas playas de la Costa Dorada y las playas urbanas.

Algunas (señalar todas es imposible) de las playas y calas más recomendables de Cataluña, podrían ser:

La Playa de Aiguablava. Begur: Las aguas cristalinas, sus calas escondidas y los preciosos acantilados son muy comunes en esta zona.

La Playa s’Eixugador. Begur: Está algo escondida, pero se puede acceder a ella por el camino de ronda que bordea la costa.

La Playa de Port de la Selva: Es una playa urbana con todos los servicios. También vale la pena pasear por el pueblo.

La Cala Montjoi. Roses: Está en el Parque Nacional de Cap de Creus, cerca de Roses.

La Playa de Sa Sabolla. Cadaqués: Está situada en un lugar espectacular y virgen (casi), por lo que acceder a ella es complicado.

La Cala s’Alguer. Palamós: Además de conocer el pintoresco Palamós, esta cala es ideal para un baño tranquilo.

La Playa Gran. Tossa de Mar: Además de disfrutar de esta playa, puedes visitar el castillo y, cerca, el Parque Natural Montseny.

La Playa de Lloret de Mar: Es la más grande y la más popular de Lloret de Mar, por lo que también es la más bulliciosa.

La Cala Llorell. Tossa de Mar: Es una playa familiar y puedes alquilar equipos para actividades náuticas.

La Playa de Castelldefels: Dado que está muy cerca de Barcelona, es una playa muy popular. También es muy visitada por los aficionados a la vela ligera.

La Playa de Sitges: A pesar de estar en el pueblo, es una playa tranquila y de buen ambiente. Además, puedes conocer Sitges.

La Cala Fonda. Tarragona: Popularmente conocida como Playa Waikiki, es una playa de arena dorada, sin servicios y prácticamente virgen.

La Cala Treumal. Blanes: Es tranquila, de aguas poco profundas y de excelentes servicios.

La Playa de los Eucaliptus. Amposta: Está en el entorno natural del Delta del Ebro, lo que la convierte en una playa grande y de fina arena.

La Playa Xelín. l'Ametlla de Mar: Está rodeada de rocas y de vegetación, de aguas tranquilas y poco profundas y de arena gruesa.

Vida nocturna en Cataluña

De atardecida, cuando el cuerpo te pide algo de reposo, sentarte en una terraza a tomar algo o a cenar te hará recuperar fuerzas para empezar la noche catalana.

Para tomar algo, las terrazas son una opción muy popular, pero la noche catalana es muy variada y, encontrarás, todo tipo de bares, discotecas, pubs, clubes y coctelerías, especialmente en la parte alta de Lleida, la zona del puerto de Tarragona, Salou, Lloret de Mar y Sitges.

Barcelona es conocida por su afamada vida nocturna y por su amplia oferta de ocio nocturno, con opciones para todos los gustos.

Las zonas más frecuentadas son: el Paseo Marítimo de la Barceloneta, la Villa Olímpica, la Zona Alta, el distrito de Eixample y los barrios Poblenou y Born.

Cuando llega el buen tiempo, en muchos pueblos encontrarás festivales de música al aire libre como los del Castillo de Peralada, los de las playas de Vilanova i la Geltrú o, la Cantada de Habaneras, por ejemplo.

Además, tienes actividades teatrales, visitas nocturnas a monumentos y las fiestas mayores de Cataluña (la Patum de Berga, el Aquelarre de Cervera o las fiestas del barrio de Gracia en Barcelona, por ejemplo).

Museos y patrimonio

En casi todos los rincones de Cataluña hay un museo o un monumento que ver.

Puedes contemplar la mejor colección de pintura mural románica del mundo, disfrutar de la obra de Salvador Dalí, de Pablo Picasso, de Joan Miró y de Antoni Tàpies.

Pero en Cataluña también hay otro tipo de museos muy interesantes.

Hay museos que se encargan de conservar y recrear la cultura popular, la vida rural, al corcho, al vino, la cerámica, la pesca, etc.

También, en Cataluña, encontrarás un patrimonio muy variado: modernista (la Sagrada Familia), románico (Taüll), gótico (catedral de Barcelona), religioso (El monasterio de Poblet), romano (Tarragona), etc.


  

Suscríbete al boletín

Comentarios