Solicitamos su permiso para aceptar el uso de cookies. OK | Más información

Viaje a Cataluña

Valora este artículo
(1 Voto)

Cuando voy a un sitio, siempre me gusta saber, además de las posibilidades de ocio, museos, actividades, rutas, alojamientos, restaurantes, etc., algo sobre el lugar: historia, fiestas populares, gastronomía, etc.

De modo que, a modo de introducción, algo sobre Cataluña:

Folclore y tradiciones catalanas

La historia de Cataluña, como la de todos los pueblos, se ha escrito a partir de los acontecimientos históricos que la han marcado y, especialmente, a través de sus costumbres y tradiciones.

Algunas de las tradiciones más populares de Cataluña son:

Els Castells

Els Castells (castillos humanos) son torres humanas, que se levantan desde el suelo con la fuerza de sus hombres, llegando a alcanzar hasta nueve pisos de altura.

Los Correfocs

El correfoc es una fiesta popular en la que un grupo de personas desfilan, por las calles de una población, corriendo, saltando y bailando entre llamas y fuegos artificiales al ritmo de los tambores.

La Sardana

La danza nacional de Cataluña es La Sardana, pero también se baila en Andorra y el Rosellón. Se baila en círculo y los participantes se cogen de las manos por parejas.

El baile se acompaña con el sonido de La Cobla, una banda compuesta por once músicos que tocan doce instrumentos.

El Ball de Bastons

El Baile de Bastones se remonta al siglo XII.
Este baile tradicional representa las antiguas luchas entre caballeros, que se retaban con espadas.

Les Havaneres

De las canciones populares catalanas destacan Las Habaneras. Cuentan la historia de aquellos marineros que estuvieron en La Habana.

Especialmente famosa es la Cantada de Habaneras del pueblo costero de Calella de Palafrugell, que se celebra el primer fin de semana del mes de Julio, a pie de playa, junto a los barcos de pesca.



Jotes de L'Ebre

Otro de los bailes tradicionales es la Jota de las Tierras del Ebro, una variante de la jota aragonesa.

Desfiles de gigantes

La tradición de los gigantes consiste en hacer desfilar figuras de varios metros de altura. El portador, hace girar y bailar al gigante al son de la música.
Representan arquetipos populares, animales y personajes históricos de importancia local.

Otras figuras icónicas de la cultura catalana son:

La Calçotada

Un calçot es parecido a un puerro y, si no me equivoco, sólo se cultiva en Cataluña.  
Se asan en una parrilla hasta que están blandos. Después, la capa más negra se retira y los calçots se mojan en una espectacular salsa.

El burro catalán

Dado que este animal estaba en peligro de extinción, a dos jóvenes se les ocurrió crear una pegatina con la silueta del burro. La imagen se hizo muy popular y se convirtió en el símbolo no oficial de Cataluña.

Patufet

Patufet es el nombre de un niño pequeño, del tamaño de un grano de arroz, que es el protagonista de un cuento infantil sobre el crecimiento.

Caganer

Si te fijas en un belén catalán verás, en un rincón escondido, a la figura del caganer, que está haciendo sus necesidades.

Tió de Nadal

Durante los días de Navidad el tronco se llena de dulces y de comida. El día de Navidad, los niños empiezan a darle al tronco con un palo, para que “cague” todas las cosas buenas que guarda dentro.

Leyendas catalanas

Como en otras tierras, en la cultura catalana también hay infinidad de leyendas que “explican” determinados hechos.
Algunas de las más populares son:

El Home dels nassos

Una nariz por cada día del año que queda para el comienzo del siguiente. Vive en la base de los árboles y, en los pueblos pequeños, bebe de la pila de agua bendita de las iglesias.

El Conde Arnau

Esta leyenda habla de un noble catalán que fue condenado eternamente a cabalgar a lomos de un caballo negro y en compañía de perros diabólicos.

Los minairons

Decían que las familias con mucho dinero tenían unos canutillos con estos diminutos y trabajadores personajes dentro. Se les tenía que dar una tarea que hacer, pero si no recibían el encargo de un trabajo, mataban al humano que les liberó.

El Conde Estruch

Según cuenta la leyenda, Alfonso II de Aragón lo envió al castillo de Llers por llevar una vida poco cristiana.

Al morir, se convirtió en un vampiro que chupaba la sangre de la gente de la zona y dejaba embarazadas a las mujeres, que daban a luz a criaturas monstruosas que morían al poco de nacer.

El dip

Es un perro demoníaco y cojo que se alimenta con la sangre de las personas.

Alojas

Son un símbolo de la fertilidad y dicen que pueden enamorarse de los humanos hasta el punto de convertirlos en sus esclavos.

Fiestas populares catalanas

Naturalmente, en Cataluña hay infinidad de fiestas de todo tipo. Algunas de las más populares son:

Noche de San Juan

La noche del 23 al 24 de junio, los conciertos y las verbenas se extienden hasta altas horas de la noche, hasta terminar en la playa ...

Castellers

Son Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO.

Temps de Flors

Cada primavera se celebra en Cataluña, y sobre todo en Girona, el "Temps de flors".

Festa Major

Durante el verano, los pueblos celebran los correfocs y los gigantes y cabezudos.

La Mercè

Una de las fiestas más importantes de Barcelona es la de su patrona, la Mercè.

La Diada

La Diada es, probablemente, la fiesta más importante de Cataluña. Recuerda la caída del ejército local frente a las tropas borbónicas en 1714 y se celebran ofrendas florales, conciertos, poesía y actividades.



Sant Jordi

El día de Sant Jordi, es costumbre regalar una rosa y un libro. Más información en Diada de Sant Jordi.

Pessebres Vivents

Los belenes vivientes son representaciones, en vivo, del nacimiento de Jesús y de otras escenas bíblicas y religiosas.

Para conocer más fiestas, consulta la agenda acnómadas y De Ocio por Cataluña.

Gastronomía catalana

Cataluña cuenta con todos los ingredientes necesarios para realizar la mejor gastronomía: unos paisajes muy diversos, unos productos de calidad y una tradición culinaria muy variada.

La variedad y la calidad de los productos autóctonos que tiene la cocina catalana es espectacular, hay tanto de mar como de montaña.

No en vano, Cataluña tiene muchos productos que merecen el distintivo oficial europeo de Denominación de Origen Protegida o de Indicación Geográfica Protegida.

Productos de Denominación de Origen Protegida: la mantequilla y el queso de L' Alt Urgell y de La Cerdanya, la avellana de Reus, el arroz del Delta, las variedades de aceite, la pera de Lleida, la judía del Ganxet y las alubias de Santa Pau.



Productos con la distinción Indicación Geográfica Protegida: el salchichón de Vic, la patata de Prades, la ternera de los Pirineos, la clementina de las Terres de l'Ebre, el calçot de Valls, el turrón de Agramunt, el pan de payés, el pollo del Prat y la manzana de Girona.

También hay que destacar los vinos y el cava de las 12 Denominaciones de Origen catalanas: Priorat, Penedés, Cava, Empordá, Alella, Costers del Segre, etc.

Estos son algunos de los platos típicos de Cataluña: Fricandó con moixernons, escudella i carn d’olla, alubias con bacalao, suquet de pescado, trinxat de la Cerdanya, buñuelos de l’Empordà, etc.

Si quieres más información sobre la gastronomía catalana, consulta De Ocio por Cataluña.

Breve historia catalana

Dicen que hace más de 2.700 se asentaron los celtas, en la actual Cataluña, y se mezclaron con los nativos.

Después, durante el siglo VIII antes de Cristo, los griegos establecieron delegaciones comerciales: Emporion (Empúries) y Rhoda (Roses).

En el año 218 antes de Cristo, los romanos llegaron a la actual Cataluña y se quedaron hasta el siglo III después de Cristo.

Los visigodos entraron en la Península Ibérica por el norte y declararon, a la actual Barcelona como capital, integrando a la actual Cataluña dentro del reino de Toledo.

En el 716, la actual Cataluña fue ocupada por los árabes.

Tras la derrota de Roland en Roncesvalles en 778, los nuevos territorios fueron asignados a los gobernantes carolingios como feudos. La actual Barcelona pasó a ser el centro de la propiedad de los francos, en España.

Desde finales del siglo IX hasta finales del siglo X, los condes de Barcelona utilizaron su posición aventajada y se hicieron cargo del dominio de la ciudad, desentendiéndose de Francia.

Sus sucesores combatieron a los musulmanes, ampliaron su dominio al norte de la Provenza, a través de matrimonios y, construyeron alianzas entre el condado de Barcelona y el reino de Aragón.

Ramón Berenguer I, conde de Barcelona entre 1035 y 1076 aportó a Cataluña las bases de su estructura política a través de la unión de las "Cortes" y la proclamación de los "Usatges" (hábitos) con los que se controlaban los derechos y costumbres.

Desde el siglo XXII al XV, Cataluña y Aragón formaron un reino común, aunque cada uno mantuvo su propia administración.

En el siglo XIV, la crisis llegó a su punto máximo durante la guerra civil entre la Generalitat y Juan II de Aragón. Finalmente, Cataluña se incorporó al nuevo reino unificado de los Reyes Católicos, en 1469.

Desde el siglo XVI hasta el XVII España estuvo bajo el reinado de la Casa de Austria, con Carlos V y sus sucesores. Durante esta monarquía, que era independiente de Austria, Cataluña se convirtió en un estado autónomo manteniendo sus instituciones tradicionales.

En 1640, los catalanes se levantaron en armas contra el país y llevaron a cabo una guerra civil (La Guerra dels Segadors) apoyados por Francia. Se proclamó una república independiente bajo protectorado francés y fue, entonces, cuando la monarquía española acabó reconociendo la Constitución catalana.

Sin embargo, en 1659, bajo la llamada "Paz de los Pirineos" acordada con los franceses, Cataluña perdió, el Rosellón y parte de la Cerdaña.

Con Felipe V (1700-1746), nieto de Luis XIV y ganador de la guerra de sucesión, los Borbones acceden al trono de España. Felipe V abolió todos los privilegios de Cataluña.

En 1808, los ejércitos napoleónicos ocuparon Cataluña y, en 1812, pasó a ser una provincia francesa más, bajo un sistema federal.

En 1814, España recupera de nuevo su independencia bajo la monarquía absolutista de Fernando VII.

La historia del siglo XX ya la conoces…

  

Suscríbete al boletín

Comentarios

Medios