Solicitamos su permiso para aceptar el uso de cookies. OK | Más información

Qué ver en Palencia Destacado

Valora este artículo
(1 Voto)

Este fin de semana me voy a Palencia. Y qué hay que ver en Palencia (me pregunta mi amigo) ?

Esto confirma por qué su catedral (y, por extensión, Palencia) es la bella desconocida.

Pues Palencia es una ciudad tranquila, apacible, manejable (puedes ir andando a cualquier sitio) y, sorpresa, con una gran cantidad de atractivos artísticos, arquitectónicos, recreativos, gastronómicos, etc.

Qué ver y qué hacer en Palencia

La calle Mayor

La calle mayor lo es desde el medievo y protege, bajo sus soportales, buena parte de la vida cotidiana de los palentinos y de los visitantes: protege de las inclemencias del tiempo y concentra parte del comercio de la ciudad.

La Plaza Mayor

Data del siglo XVII (neoclásica) y es la típica plaza castellana de forma rectangular con soportales y en la que se celebraba el mercado diario.
Aquí se encuentra la Casa Consistorial, edificio neoclásico de finales del XIX.

La Catedral

Enseguida comprenderás por qué se le llama la Bella Desconocida: su gran tamaño la hace una de las más grandes de España y, la gran cantidad de obras de arte que se encuentran en su interior, hacen de esta catedral una auténtica maravilla.

Fue construida, en el siglo XIV, sobre una primitiva iglesia visigótica de la que aún se conservan restos en la cripta que alberga la figura del patrono de la ciudad, San Antolín.

Vale la pena bajar a ver la cripta.

Palacio de la Diputación

Es del neorrenacimiento castellano. Fue inaugurado a principios del siglo XX y proyectado por Jerónimo Arroyo.
El edificio contiguo es el Mercado de Abastos, un buen ejemplo de la arquitectura del hierro y del cristal.

Iglesia de Nuestra Señora de la Calle

Sigue la estructura típica de las Iglesias de los jesuitas.

Monasterio de las Claras

Fue construido en estilo gótico entre los siglos XIV y XV. La parte conventual está habitada por una comunidad de monjas Clarisas y la iglesia sigue abierta al culto.

La Iglesia Convento de San Pablo

El retablo, la reja de forja y los sepulcros junto al altar mayor y en las capillas laterales dicen mucho sobre el poder de la orden dominica que ocupa este convento.
Son curiosas sus arcos de crucería.

Iglesia de San Miguel

Dice la leyenda que aquí se casó el Cid Campeador con Doña Jimena, pero lo más probable es que sirviera de atalaya para vigilar incursiones enemigas, dada su estratégica posición frente al río, lo que explicaría por qué tiene una torre defensiva.

Iglesia de San Lázaro

Fue un hospital para leprosos. Su románico y su gótico primitivo original han ido sufriendo transformaciones por las reparaciones de varios incendios, añadiéndola nuevos elementos góticos.

Iglesia de la Compañía de Jesús

Iglesia del siglo XVII. Destaca el retablo mayor sin pinturas (es curioso).

El Monasterio de los Franciscanos

Fue, a lo largo de su historia escenario de Cortes y alojamiento de reyes y emisarios reales y eclesiásticos.
Es recomendable (por curioso) ver el artesonado mudéjar de la sacristía (barroca) y la capilla cenobítica situada en el claustro, cuyos muros y bóveda están completamente recubiertos por calaveras.

Conserva, también, una sala capitular, en la que se encuentra la sepultura, en madera policromada, del infante Don Teyo Alfonso de Castilla.

Ermita de San Juan Bautista

Es una joya románica instalada en mitad de un parque del centro de Palencia: el parque La Huerta Guadián.
Se debe a que fue trasladada, piedra a piedra, desde su original enclave, en un pueblo del norte de la provincia sumergido bajo un embalse.

El Museo Diocesano de Arte Sacro

En su interior se conserva una magnífica colección de arte sacro procedente de ermitas e iglesias de zonas casi despobladas de toda la provincia de Palencia y, abarca, las grandes épocas históricas de Palencia.

Museo arqueológico "Casa del Cordón"

Un cordón renacentista enmarca y decora la puerta del edificio civil más antiguo de la ciudad, que ha sido restaurado para albergar el Museo de Palencia. En él, puedes encontrar algunas de las más valiosas piezas arqueológicas, desde su origen celtibérico.

Teatro Principal

De estilo italiano del siglo XVII, pero construido en el XIX sobre el solar que desde el siglo XVI había ocupado un corral de comedias.

El Cristo del Otero

Es una escultura de más de 20 metros de altura, “parecida” al Cristo de Río de Janeiro.

Pasear por las zonas verdes de Palencia

Palencia es una de las ciudades con muchas zonas verdes, que ofrecen un delicioso marco para actividades deportivas y de aire libre, como el Parque Isla Dos Aguas.
Palencia te da tiempo para que disfrutes de paseos que te ponen en contacto con la naturaleza, como el paseo por la ribera del tranquilo río Carrión.

En realidad, hay más cosas que ver en Palencia pero dejaremos que lo descubras tú, por tu cuenta (es fácil).

Gastronomía de Palencia

Si eres amante de la buena mesa, en Palencia comerás de cine.

Los platos típicos de Palencia son: el lechazo churro asado en horno de leña, la menestra palentina y la sopa castellana, preparada con pan de hogaza.

Pero hay más productos de la cocina palentina dignos de saborearse:

Pan de hogaza: en Palencia tiene dos variantes, las sopas de rastrojo (o sopas tostadas) y la sopa albada (sopa de ajo gratinada).

Guisos: los guisos de caracoles (que son de la Edad Media) y de cangrejos son, también, muy populares.

Productos de la matanza: La morcilla, la sopa de chichurro, el lomo en aceite, el chorizo, las jijas y los torreznos.

Productos de la ganadería: La carne de ternera de Cervera de Pisuerga y de la Montaña Palentina y la cecina de equino de Villarramiel, los quesos de oveja de las comarcas del Cerrato y de Tierra de Campos y, los patés de lechazo y foie gras de pato de Villamartín de Campos.

Productos de la agricultura: la patata de la Ojeda y las alubias de Saldaña, la cebolla de Palenzuela y los pimientos de Torquemada, pistos, revueltos, cocidos con legumbres (especialmente las alubias blancas de la Vega-Valdavia) y, por supuesto, la menestra palentina (que es uno de los platos más populares de la cocina palentina).

Vinos para acompañar una buena comida: Vinos de la Denominación de Origen Arlanza o de la Denominación de Origen Cigales.

Repostería palentina: los amarguillos de Villoldo, las ciegas de Saldaña, mantecados de Carrión, hojaldres de San Andrés de Arroyo, galletas de Aguilar, almendrados de Villoldo y Villalcázar, rosquillas de palo, hojuelas con miel en Carnavale, sequillos, “bollos tontos y listos” de Frechilla, leche frita, tocinillo de cielo y las pelusas, entre otros.

Fiestas y tradiciones de Palencia

Fiestas de carácter gastronómico: como la Gran Paellada de Olleros de Pisuerga (Fiesta de Interés Turístico Regional), el Festival Nacional de Exaltación del Cangrejo de Río de Herrera de Pisuerga (Fiesta de Interés Turístico Regional) o, las limonadas (que preparan con vino de cosecha, los pueblos de Tierra de Campos).

Fiestas de carácter religioso: la Semana Santa, la pastorada navideña de Terradillo de los Templarios, el Auto de los Reyes Magos en Paredes de Nava o, el Bautizo del Niño (Fiesta de Interés Turístico Regional) el día 1 de enero, al son del villancico tradicional "Ea", en la capital palentina.

Es raro el pueblo que no tenga su romería, en la que se saca en procesión al Santo o a la Virgen, suenan los sones de la dulzaina, el tamboril, el almirez, la tejoleta, la pandereta y la botella de anís y, mozos y mozas, aprovechan la ocasión para bailar y cortejar.

Fiestas de carácter civil: la representación de la Entrada de Napoleón en Autilla del Pino en la Octava del Corpus y la parodia de Moros y Cristianos (en Dueñas) durante las fiestas botijeras de agosto.

Fiestas de deporte: a mediados del mes de agosto, se celebra el Descenso Internacional del Pisuerga (Fiesta de Interés Turístico), en la localidad de Alar del Rey.

Folclore de Palencia


Traje regional de Palencia

La indumentaria tradicional parte de la habitual en el siglo XVIII, con algunos elementos medievales y renacentistas.

Consulta la Agenda

  

Suscríbete al boletín

Comentarios

Más en esta categoría: « Qué ver en Soria Qué ver en Burgos »