Solicitamos su permiso para aceptar el uso de cookies. OK | Más información

Qué ver en Cracovia Destacado

Valora este artículo
(1 Voto)

Cracovia es una de esas ciudades que no te vienen a la cabeza cuando planeas un viaje, pero que si la visitas, te dejará sorprendido.

Cracovia es, sin duda, una de las ciudades más bonitas de Europa, de hecho, el casco antiguo está declarado Patrimonio de la Humanidad.

Una buena opción para tomar contacto con la ciudad es coger el Bus Turístico.

Si prefieres tomar contacto a pie, vale la pena hacer este Free Tour.

Si has llegas a Cracovia en avión, quizá te interese información sobre Traslados al hotel.

En Cracovia (y alrededores) hay más cosas que ver de lo que parece, a priori.

Estas son algunas de nuestras recomendaciones sobre lo que, en nuestra opinión, vale la pena ver y hacer en Cracovia.

La Plaza del Mercado

Es una plaza muy popular y una de las más bonitas que he visto.

Está en el casco antiguo y, según dicen, es la plaza medieval más grande de Europa (siglo XIII).

La Rynek Główny está rodeada de casas medievales, palacios e iglesias.

Verás, el Sukiennice (siglo XVI), la torre del ayuntamiento, la iglesia de San Adalberto (siglo X), el monumento a Adam Mickiewicz, las torres góticas de la basílica de Santa María, tiendas, etc.

También es un buen sitio para reposar los huesos mientras tomas algo o comes, ya que está repleta de bares y de restaurantes.

La Basílica de Santa María

Es una basílica barroca que está en la Plaza del Mercado.

Llama la atención la fachada y sus dos altas torres (a las que puedes subir) pero, especialmente, su interior (las bóvedas, el retablo, etc.).

Fíjate que, cada hora, un trompetista toca una melodía desde la torre más alta.

El Centro histórico

Muchos de los lugares que vale la pena ver, están en el centro histórico, por lo que, lo mejor que puedes hacer es perderte por sus calles y, sentarte en alguna terraza para contemplar el ambientillo (y tomarte algo).

El casco antiguo está dividido en tres zonas: la colina de Wawel, la ciudad medieval y el núcleo medieval de Kazimierz (barrio judío).

Otra opción, para no perderte, es hacer este Free Tour por el casco antiguo, en español o, algo más completo, hacer el Tour por el casco antiguo y el barrio judío (también en español).



La Colina de Wawel

Es una colina de 230 m., situada en el lado izquierdo del río Vístula, donde están el Castillo Real, la Catedral de Wawel y la Cueva del Dragón.

Además, disfrutarás de unas vistas impresionantes.

El castillo de Wawel

Es un castillo del siglo XIV, que está en la Colina Wawel y fue la primera residencia de los reyes de Polonia.

No te pierdas: las Salas de Estado, los Apartamentos privados Reales, el Tesoro de la Corona, los jardines reales, etc.

La Catedral de Wawel

Popularmente conocida como la catedral de San Wenceslao y San Estanislao (gótica del siglo XIV), aquí se coronaban a los reyes polacos.

No te pierdas la subida a la torre (y sus vistas), la nave, la cripta y las capillas.

Para conocerla a fondo, vale la pena hacer el Tour de la Catedral y la Colina Wawel.

La Barbacana

Es una estructura defensiva (gótica, del siglo XV) unida a las murallas medievales y que, ahora, se utiliza para hacer exposiciones.

Originalmente, estaba conectada a las murallas mediante un pasadizo cubierto que conducía a la Puerta de San Florián y servía como punto de control de entrada, a la ciudad.

La Universidad

Se fundó en el siglo XIV y, según dicen, es una de las mayores de Europa.

Dicen también, que en esta universidad estudió Copérnico y Juan Pablo II.

No te pierdas el Collegium Maius (el edificio más antiguo de la Universidad), el museo, el patio (siglo XV), el desfile de figuras de madera en el reloj (cada 2 horas), la biblioteca y el resto de salas.

El Barrio Judío

Es un barrio histórico, muy cerca del casco antiguo, que fue el centro de los judíos desde el siglo XIV hasta el final de la II Guerra Mundial.

Es un barrio muy bullicioso pero que, por su carácter histórico (y trágico), vale la pena conocerlo.

Está declarado Patrimonio de la Humanidad.

En el barrio, verás restaurantes interesantes para probar la cocina polaca.

Los lugares más interesantes del barrio, podrían ser:

La calle Szeroka, la Iglesia de Santa Caterina, la Basílica del Corpus Christi, la Skalka, la antigua sinagoga y el museo, la sinagoga y el cementerio Remuh, el Monumento a Jan Karski, la Plaza Nowy (nueva), la Sinagoga de Isaac, la Sinagoga de Kupah, la Sinagoga Tempel, etc.

Es interesante ver, en el barrio, escenarios de la Lista de Schindler.

Una buena opción para conocer a fondo el barrio y sus curiosidades es hacer el Tour por el Barrio Judío (y por el Barrio Antiguo), en español.

O, hacer el Free tour, en español.


El Guetto

Fue uno de los cinco grandes guetos creados por los nazis.

En él, se separaba a las personas capaces de trabajar. El resto, eran ejecutadas.

El guetto se creó en el distrito de Podgorze, cerca del barrio judío (no en él), al otro lado del Vistula, rodeándolo por un muro y separándolo del resto de la ciudad.

No te pierdas la plaza Bohaterów, los escenarios de hechos ocurridos durante la ocupación nazi, ni la Fábrica de Oskar Schindler.

Para conocer a fondo la historia, es mejor reservar esta Visita guiada por la fábrica.



El Parque Planty

El parque Planty es un agradable y popular espacio verde, que rodea el casco antiguo, ocupando el mismo espacio que las antiguas murallas.

Es el sitio perfecto para reposar y para dejar que la memoria emocionada, asimile lo visto.

El Kościuszko Mound

El montículo Kościuszko fue erigido en el siglo XIX, en conmemoración del líder nacional polaco Tadeusz Kościuszko.

Es un montículo artificial imitando los montículos prehistóricos de Cracovia y de Wanda.

Poco después, las autoridades austriacas construyeron una ciudadela de ladrillo alrededor del montículo y la utilizaron como puesto de observación estratégico.

Está en la colina natural del Beato Bronisława, en el distrito Zwierzyniec.

Probar la gastronomía polaca

Una de las cosas agradables de viajar (al menos para algunos), es probar la gastronomía local.

Y una de las mejores formas de conocerla, es dejarte guiar por vistas guiadas (por profesionales) como el Tour gastronómico (para probar más de 10 especialidades polacas) y el Tour por los bares tradicionales (para probar los licores típicos). Ambas, en español.

Y otra forma de conocer la cocina y el folclore polaco es ver este espectáculo polaco con cena.


El Campo de Auschwitz-Birkenau

Si estás en Cracovia, el campo de concentración es una de las visitas obligadas pero, también la más dura.

Fue un complejo formado por diversos campos: Auschwitz I (el original), Auschwitz II-Birkenau (campo de concentración y de exterminio), Auschwitz III-Monowitz (campo de trabajo) y 45 campos satélites más.

Está en Oświęcim, a unos 45 km. de Cracovia.

Para conocerlo a fondo, vale la pena hacer la Excursión a Auschwitz-Birkenau, en español.



Las Minas de sal de Wieliczka

Son unas impresionantes minas, cerca de Cracovia, que son Patrimonio de la Humanidad.

Han sido y son explotadas, desde el siglo XIII. Tienen una profundidad de más 325 metros y su longitud supera los 3 kilómetros.

Las conocen, popularmente, como la catedral subterránea de la sal de Polonia.

Las visitas a la mina son guiadas, de modo que, si no quieres quedarte sin entrada ni hacer colas, vale la pena reservar la entrada, en español.



Excursión a Zakopane y los Tatras

Si quieres salir de la ciudad y ver paisajes de sobrecogedora belleza, casas de madera y un ambiente lleno de vida cotidiana, no te pierdas la excursión a Zakopane, a los pueblos cercanos y a las montañas Tatras (parque nacional).

Hacer otras excursiones

Si quieres hacer actividades guiadas en Cracovia y excursiones desde Cracovia, al final del post (abajo) tienes más actividades: 

Suscríbete al boletín

Comentarios

Medios